Imagina que llegas a tu casa después de un largo y estresante día de trabajo.

Sientes las piernas cansadas y no aguantas el dolor en tu espalda alta. 

No sabes cómo llegaste a cansarte tanto si estuviste todo el día frente a la computadora, contestando correos, pasando de una reunión a otra o trabajando en algún importante proyecto.

Darías lo que fuera por hallar una manera de aliviar esa fatiga y darle a tu cuerpo ese descanso que tanto se merece.

Te tengo una buena noticia: No tienes que ir a ningún lado para conseguirlo.

Puedes obtener esa relajación que tanto anhelas aprovechando los beneficios de un masaje.

No te preocupes, no tienes que ser fisioterapeuta para beneficiarte de estas técnicas. Basta con que te decidas a reservar unos cuantos minutos de tu día para consentirte y apapacharte.

Sigue leyendo y te compartiré algunos tips para hacerlo como todo un profesional.


Beneficios del masaje

Además de la sensación placentera y reconfortante que te proporciona un buen masaje, existen muchos otros beneficios que vale la pena conocer.

Te ayuda a mejorar la circulación sanguínea.

Al mejorar la circulación de la sangre en piel y músculos, tu cuerpo mejora su metabolismo y se facilita la eliminación de toxinas y otras sustancias que provocan fatiga.

Prepara tu cuerpo para la actividad física.

Reactiva los músculos debilitados y la función nerviosa. Un masaje es una excelente opción para antes de hacer ejercicio.

Relaja tus músculos.

El masaje calma las funciones corporales excesivas como los espasmos musculares durante el ejercicio y los resultados del estrés excesivo.

Tiene una acción refleja.

El masaje puede regular funciones corporales al estimular zonas distantes del área de fatiga. Por ejemplo: masajear la espalda baja cuando hay dolor de estómago.

Favorece la recuperación.

Alivia la rigidez muscular y de los tendones, facilitando la eliminación del ácido láctico. El ácido láctico es una sustancia que se produce en tus músculos con el ejercicio y es el causante de algunas de las molestias que experimentas bajo condiciones de estrés y ejercicio intenso.



Tips para el masaje perfecto

A continuación, te compartiré 4 consejos para que le saques más provecho a tus masajes:

Masajea siempre en dirección hacia tu corazón.

El masaje es más efectivo para la recuperación de la fatiga cuando se realiza desde las partes remotas de tu cuerpo en dirección hacia el corazón, ya que de esta manera se promueve un mejor flujo de la sangre.

Prepara tu cuerpo antes del masaje.

Preparar tu cuerpo con un baño o una ducha antes del masaje mejora la circulación sanguínea y por ello, puedes esperar una recuperación de la fatiga más efectiva.

Masajea suave y gentilmente.

No utilices una presión demasiado fuerte como en otros tipos de masaje. Masajea el área frotando la piel con una presión ligera y gentil.

Masajea directamente sobre tu piel.

Masajear directamente sobre la piel desnuda utilizando alguna crema para masaje o gel ayuda a suavizar los movimientos y relajar la tensión muscular de una forma más fácil.


Las 4 zonas de tu mano para el masaje

Cambiar el área de tu mano dependiendo el tamaño del músculo o la zona del cuerpo hace el masaje más efectivo.


Existen 4 zonas principales en tu mano que puedes utilizar para el masaje:

Pulgar: utiliza esta parte de tu mano para un masaje en puntos específicos de tu cuerpo. Puedes presionar en un solo punto o masajear con movimiento.

Base de la mano: Esta zona también es conocida como el “talón de la mano”. Emplea esta zona para frotar o masajear las áreas más extensas de tu cuerpo.

Pulgar + Dedo índice: Cuando vayas a masajear músculos largos usa esta parte de tu mano.

4 dedos: Utilizalos para sacudir y frotar zonas específicas.




Es importante que utilices las yemas de tus dedos para el masaje y no las puntas, ya que podrías lastimar tu piel al “rasguñar la zona”.


¿Qué productos usar para el masaje?

En Phiten contamos con varios productos que hacen tu masaje más efectivo y placentero. 

Sin duda, unos de los productos consentidos de nuestros clientes son las cremas, geles y lociones. 

Hay cuatro productos que me gustaría recomendarte en este artículo para que comiences a poner en práctica la información que te acabo de compartir.

Crema Metax

Esta crema para la recuperación corporal contiene una de las tecnologías más nuevas de Phiten, que consiste en la combinación de metales como el oro y el paladio, con minerales como el magnesio y el silicio.

Ayudará a desinflamar, relajar y aliviar zonas específicas de tu cuerpo. Su consistencia espesa deja una capa más gruesa sobre tu piel, por lo que puedes experimentar un rápido alivio.

Loción Metax

La loción Metax comparte la tecnología de la crema, sólo que su consistencia es más ligera, por lo que la recomiendo para aplicar en zonas más amplias de tu cuerpo.

Debido a que se distribuye de manera más fácil sobre tu piel, es ideal para el cuidado diario.

Gel Up con Oro

Como te comenté en una sección anterior, el masaje es una efectiva forma de preparar tu cuerpo para la actividad física.

El Gel Up está diseñado para “calentar” tu cuerpo y promover un rendimiento óptimo.

Gel Relax con Oro

Este gel es uno de los productos favoritos de nuestros clientes por su efectividad y por la agradable sensación de frescura que produce desde la primera aplicación.

Ya sea que lo apliques después de un entrenamiento o al finalizar tu jornada laboral, este gel te ayudará a “volver a la vida” y a recuperarte de manera rápida y efectiva.


Para concluir con éste artículo, sólo me queda hacerte una pregunta:

¿Cuándo te darás tu primer masaje?