Ahí está.

No se muestra todo el tiempo, pero cuando te dispones a hacer alguna tarea o algún ejercicio, aparece.

Es incómodo porque no  puedes moverte con total libertad y sin miedo.

Tal vez no sea tan fuerte como para tumbarte, pero genera una preocupación constante y una frustración por no poder dar lo mejor de ti en las cosas que haces.

Pasa el tiempo y sigue ahí, esperando el momento adecuado para salir de su escondite y atacar.

El dolor muscular es un persistente enemigo que aparece en tu vida por distintas razones.

No sólo puede ser el resultado de un golpe o de un ejercicio mal ejecutado, sino que también puede tener su origen en afecciones emocionales como el estrés, vicios posturales e incluso trastornos como la gastritis o la colitis.

En este artículo te compartiré 5 tratamientos fáciles y efectivos que puedes comenzar a implementar desde hoy para aliviar esos molestos dolores musculares y ¿por qué no? decirles adiós para siempre.


Contracturas y puntos gatillo

Antes de mostrarte los tratamientos, te explicaré  la diferencia entre las contracturas musculares y los puntos gatillo.

Una contractura es cuando un músculo se encuentra contraído en su totalidad, de forma constante e involuntaria. Es decir, un músculo que está tenso todo el tiempo.

Las contracturas son muy comunes entre personas que realizan ejercicio o que sufren de altos niveles de estrés.

Algunos de sus síntomas más comunes son:

1. Dolor muscular y/o articular

2. Movimiento reducido

3.Debilidad muscular

Por otro lado, los puntos gatillo se refieren a puntos concretos en algún músculo que producen dolor al momento de palparlos.

Los puntos gatillo pueden aparecer por la realización de actividades repetitivas como, por ejemplo, el uso del teclado o el mouse, estar mucho tiempo en una misma posición, etc.

Siempre que hay un punto gatillo hay una contractura, pero no siempre que hay una contractura tiene que haber un punto gatillo.

Bien, pues ahora que tenemos claro las diferencias entre las contracturas y los puntos gatillo, pasemos a los tratamientos recomendados para disminuir las molestias de ambos.


  1. Cinta Kinesiológica

La cinta kinesiológica ha demostrado ser muy efectiva para el tratamiento de afecciones musculares, no sólo en deportistas sino para todo tipo de personas.

El también llamado Vendaje Neuromuscular tiene un efecto analgésico: Al levantar la piel  ayuda a liberar presión en la zona donde se encuentran los receptores de dolor.

Cabe aclarar que la cinta kinesiológica tradicional debe ser aplicada por un terapeuta que tenga conocimiento de este método terapéutico.

Pero no te preocupes, la Cinta Kinesiológica con titanio Phiten, gracias a su exclusiva tecnología, puede ser aplicada por cualquier persona, incluso sin conocimiento técnico.

Sólo corta y pega en la zona de dolor. 

Si lo prefieres, también puedes acudir a cualquiera de nuestras sucursales para que un Asesor de Salud te la aplique sin costo.

Cuando lo que buscas es tratar puntos gatillo, los Parches con titanio Phiten son una excelente opción. 

Este producto está diseñado para liberar dolor y tensión en puntos específicos de tu cuerpo. Son prácticos y fáciles de usar: sólo pega el parche en el punto de dolor y listo.

Cada parche puede durar adherido a tu piel hasta 5 días.


  1. Masaje

Otra forma de disminuir molestias musculares es por medio de un masaje relajante.

No tienes que ser un experto masajista para beneficiarte de este método, pues incluso el masaje más sencillo puede proporcionar grandes beneficios.

Algunos de los efectos del masaje son los siguientes:

1. Activa la circulación sanguínea

2. Aumenta la temperatura corporal

3.Estimula los nervios cutáneos

Todo esto produce un efecto relajante y analgésico en la zona.

Para que el masaje sea más efectivo, te recomiendo utilizar la Crema Metax. La tecnología de esta crema combina metales como el oro y el paladio con minerales como el magnesio y el silicio para lograr un efecto relajante y desinflamatorio.


  1. Presión local sostenida

Presionar de forma sostenida el músculo lesionado mejora el aporte sanguíneo en la zona.

Para beneficiarte de este método puedes utilizar una pelota de tenis. Sólo coloca la pelota entre la zona dolorida y el suelo o la pared y haz movimientos circulares.

Realiza  este movimiento durante 5 a 8 minutos dos veces al día.

Si quieres tener resultados más rápidos, te recomiendo utilizar las Bolas de masaje Metax, ya que gracias a su tecnología relajarás tus músculos más rápido.


  1. Frío y/o calor

Es conocido que el frío ayuda en la recuperación de lesiones musculares, ya que disminuye el dolor y mejora la irrigación sanguínea al músculo.

Aplica un masaje de 7 a 10 minutos una vez al día. 

Puedes utilizar hielo o también la Bolsa Térmica Metax Gel. Sólo coloca la bolsa en el congelador y aplica directamente en la zona de dolor.

El calor también ayuda a mejorar la circulación sanguínea, así que puedes combinar el tratamiento con otro masaje con calor de la misma duración. 

Para ello, calienta la Bolsa Térmica en el horno de microondas por un tiempo de entre 30 segundos y un minuto, según la potencia de tu horno.


  1. Magnesio 

Una de las funciones de este súper mineral, es favorecer la relajación muscular. 

Puedes aumentar la cantidad de magnesio en tu organismo consumiendo verduras como espinacas, brócoli y aguacate, así como semillas y granos.

Otra forma de beneficiarte de este mineral es tomando el Agua con magnesio Aquamirum de Phiten. 

Una botella de 2lts de esta bebida aporta el 100 % de la Ingesta diaria recomendada.

La Cema Metax también contiene magnesio entre sus ingredientes, por ello es tan efectiva para relajar tus músculos.


Los tiempos que vivimos demandan lo mejor de ti, por lo que la adopción de un estilo de vida saludable es una de las decisiones más inteligentes que puedes tomar. 

En Phiten estamos comprometidos a ayudarte a lograr este propósito.