El sueño es uno de los principales indicadores del estado de salud de una persona. Una persona que no tiene problemas para dormir generalmente goza de buena salud, mientras que en el caso de las personas que experimentan algún trastorno del sueño, éste pudiera ser el resultado de otros padecimientos. A pesar de la importante función que desempeña el sueño en nuestras vidas, frecuentemente es subestimado e incluso considerado como algo que obstaculiza nuestra productividad. La verdad es todo lo contrario. efectividad a los retos cotidianos.

Dormir es una actividad tan importante para nuestro cuerpo, que pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo. Y digo que es una actividad porque, contrario a lo que mucha gente cree, durant el sueño nuestro organismo sigue trabajando: se libera la hormona del crecimiento y la melatonina, se regeneran las células de nuestro cuerpo, se establecen circuitos neuronales, se consolida la memoria, se eliminan residuos tóxicos, entre muchas otras.

Hoy en día, existe un gran número de personas que padecen algún trastorno de sueño o simplemente, que no aprovechan adecuadamente éste período tan importante para mantener un óptimo estado de salud. Por eso, a continuación te compartiremos algunos importantes consejos para dormir mejor abrirle la puerta a un mejor estado de salud:

EXPONTE A LOS RAYOS DEL SOL

Los ciclos de sueño y vigilia son determinados por nuestro reloj biológico (ritmo circadiano), que a su vez, está ligado a los ciclos de luz-oscuridad. Cuando exponemos nuestro cuerpo a los rayos del sol (especialmente a las primeras horas de la mañana) estamos “reiniciando” nuestro reloj biológico para que se ajuste a éstos ciclos de luz-oscuridad. Al hacer esto nos será más fácil conciliar el sueño por la noche. estrés a nuestro cuerpo

HAZ EJERCICIO

Así como nuestro reloj biológico se ajusta por los ciclos de luz-oscuridad, también lo hace por los ciclos de actividad-descanso. Seguramente habrás notado que normalmente entre más cansado te vayas a la cama, más profundo es el descanso. Si durante el día realizas actividades que impliquen un gasto de energía, por la noche te será más fácil conciliar el sueño.

DUERME BIEN

Haciendo una analogía con las computadoras, podemos decir que durante el sueño nuestro cuerpo se reinicia, se actualiza. Lo cantidad de horas de sueño diarias recomendadas para una persona adulta es de entre 7 y 9 horas. Si duermes menos de ésta cantidad, el cuerpo produce hormonas como el cortisol, que puede tener un efecto supresor del Sistema Inmunológico. Disminuye el estrés.

DUERME EN UN ENTORNO ADECUADO

Es muy importante hacer de nuestra habitación un “santuario” para el sueño. Esto implica mantener la habitación lo más oscura posible y libre de cualquier ruido. Recomendamos colocar cortinas tipo “black out” que no permitan la entrada de luz, así como apagar cualquier aparato que emita luz, como los relojes despertadores. De igual manera, mantener lo más alejado posible el celular o cualquier dispositivo que emita ondas electromagnéticas.

CENA LIGERO

Te recomendamos cenar algo ligero, como, por ejemplo, una ensalada y hacerlo preferentemente tres horas antes de acostarse. Cuando cenamos pesado y muy tarde afectamos nuestra calidad de sueño debido a la gran cantidad de energía que requiere nuestro sistema para digerir los alimentos.

EVITA ESTIMULANTES

Evita los estimulantes del sistema nervioso como la cafeína o el azúcar. Los expertos recomiendan no ingerir ningún estimulante después de las 2:00 p.m. En su lugar, te recomendamos tomar el SHOT VITAMÍNICO AQUA REST 20 minutos antes de ir a la cama para que puedas tener un sueño profundo y reparador.

DATE UN BAÑO DE AGUA CALIENTE

Cuando nos bañamos con agua caliente, estimulamos el sistema de termorregulación del cuerpo, lo cual incrementa la circulación sanguínea. Según los investigadores, esta es una forma eficiente de reducir la temperatura del cuerpo. De ésta manera, facilita las fases nocturnas del ciclo circadiano e incrementa las posibilidades de que nos quedemos dormidos de forma más rápida y obtengamos una buena noche de sueño.

Otro factor importante es dormir en una posición correcta. La mejor posición para dormir, según los especialistas, es boca arriba, pues de ésta manera facilitamos la alineación de nuestra columna vertebral y así evitamos lesiones. En éste sentido, PHITEN tiene una línea de almohadas que han sido diseñadas por terapeutas para ayudarte a tener una mejor calidad de sueño. Estamos seguros que estos consejos te ayudarán a dormir mejor y tener un mejor estado de salud.

AQUAMIRUM / AGUA CON MAGNESIO

Mejora tu digestión, relaja tus músculos

y mejora tu calidad de sueño

gracias al MAGNESIO

RELAX Y UP GEL

ALMOHADA SHIATSU HILLS CON ORO

Esta Almohada cuenta con la

tecnología aquagold  además gracias a

su diseño permite dormir con

la postura ideal para un mejor descanso.

CREMA METAX

ALMOHADA ZERO FEELING CON ORO

La almohada esta diseñada para caber

la estructura curveada de su área del cuello y

del hombro, además cuenta con

NANOPARTÍCULAS DE ORO que pueden ayudar

a  la relajación y tener un sueño reparador.