Como prevenir esguinces en los tobillos

Como prevenir esguinces en los tobillos

Los esguinces de tobillo son lesiones comunes, unas 25.000 personas lo hacen todos los días. A veces, se pierde el equilibrio y el tobillo se dobla. Duele, sí, pero el dolor se desvanece rápidamente y aunque hay molestias, uno sigue caminando. Otras veces, el esguince podría ser más grave: el tobillo puede inflamarse y doler mucho para poner su peso sobre él. Si es un esguince grave, podría haber sentido un "chasquido" al momento de ocurrir la lesión.

Un esguince en el tobillo se refiere a que uno o más ligamentos de la parte exterior del tobillo se estiraron o desgarraron. Si no se trata correctamente, podría tener afecciones a largo plazo. Generalmente, el tobillo se dobla hacia adentro (esguince por inversión) o hacia afuera (esguince por eversión). Los esguinces por inversión producen dolor a lo largo de la parte exterior del tobillo y son el tipo más común.

El dolor a lo largo de la parte interior del tobillo podría representar una lesión más grave a los tendones o a los ligamentos que sostienen el arco y deberían ser evaluadas siempre por un médico.

En ocasiones, puede ser difícil diferenciar un esguince de una fractura sin una radiografía. Si no puede soportar el peso de su cuerpo después de este tipo de lesión, se inflama o se deforma mucho, se recomiendo acudir al médico de inmediato para descartar una fractura. La mayoría de los esguinces de tobillo no necesitan cirugía y los esguinces leves se tratan mejor con un programa de rehabilitación funcional. Dependiendo de cuántos ligamentos se hayan lesionados, se clasificará de grado I, II o III.

Las medidas para disminuir el riesgo de sufrir un esguince de tobillo son:

  • Utilizar calzado protector durante actividades que ejerzan tensión sobre el tobillo y otras articulaciones

 

  • Asegurarse que los zapatos se ajusten a los pies de manera apropiada: Dado que los esguinces de tobillo aparecen sobre todo como consecuencia de utilizar un calzado poco adecuado o muy alto (especialmente en el caso de la mujer), trata siempre de utilizar un calzado recomendado según el tamaño de tus pies. En este sentido, es importantísimo evitar calzados más grandes (que pueden hacer bailar al pie), o incluso más pequeños porque pueden “atrapar” al pie al momento de caminar.

 

  • Siempre realizar un estiramiento o calentamiento antes de hacer ejercicio o practicar deportes: antes de realizar cualquier tipo de entrenamiento o de actividad nuestro cuerpo debe estar preparado para enfrentarse debidamente al esfuerzo físico. Eso sí, en caso de que busquemos prevenir el esguince de tobillo no solo basta con estirar las piernas, debemos estirar todos los músculos, y para conseguirlo debemos hacerlo comenzando desde el cuello e ir bajando poco a poco hasta los pies.

 

  • Evitar deportes y actividades para las cuales no hayas entrenado

El tratamiento correcto de su esguince de tobillo podría prevenir dolor crónico e inestabilidad. Se recomienda reposar el tobillo al no usarlo para caminar. Dependiendo de la lesión, use muletas de ser necesario. Si no hay fractura es seguro colocar algo de peso sobre la pierna. A menudo una férula de tobillo o una tobillera ayuda a controlar la inflamación y aporta estabilidad mientras sanan los ligamentos.

Si hay inflamación, el hielo ayuda a bajarla. No coloque el hielo directamente sobre la piel, se recomienda usar un trozo de tela entre el hielo y la piel y no lo deje más de 20 minutos por vez para evitar una lesión por hielo.

Una vez que pueda pararse nuevamente sobre su tobillo, su médico prescribirá los ejercicios de rutina para reforzar sus músculos y ligamentos y para aumentar su flexibilidad, equilibrio y coordinación. Luego, podrá caminar, trotar o correr en figuras de ocho con su tobillo vendado o con una tobillera de soporte.

A fin de evitar futuros esguinces de tobillo, preste atención a las señales de alerta de su cuerpo reduciendo la velocidad cuando sienta dolor o fatiga, y manteniéndose en forma con buen equilibrio muscular, flexibilidad y fuerza en los tejidos blandos. Recuerda que Phiten tiene un tobilleras de prevención, lesión y recuperación y nuestra cinta kinesiológica x30 para ayudarte a tratar estos problemas. Puedes complementarlos con nuestros geles y lociones como el relax y la crema metax. ¡Tu bienestar es lo más importante!