No sabes cómo comenzó ese dolor en tu espalda baja. 

¿Fué a raíz de aquel ejercicio que hiciste? ¿o tal vez por la incómoda silla de la oficina? ¿la falta de ejercicio pudo ser la razón?

Lo que sí sabes es que ese dolor se ha convertido en tu compañero incómodo  desde hace algún tiempo.

Y darías lo que fuera por deshacerte de él.

Y es que la verdad ya no quieres levantarte en cámara lenta todas las mañanas o cada que estás mucho tiempo en la misma posición porque el dolor no te permite moverte a una velocidad normal.

Quisieras poder permanecer en cualquier posición sin que ese molesto dolor en tu espalda baja aparezca para echar a perder el momento.

Quisieras enfocar tu atención en tu trabajo o en el ejercicio que estás realizando y no en esa molestia que como un ladrón te roba la atención y la energía.


Y este dolor constante te preocupa. Porque no sabes cuál es su raíz y no sabes que consecuencias pueda tener.

Ya no disfrutas como antes las actividades sociales: bailar, las carreras de fin de semana o los juegos con tus niños o sobrinos.

Incluso tu productividad se ha visto afectada, por lo que este dolor tal vez esté molestando también a tu billetera.

Causas más comunes del dolor lumbar


De acuerdo a las estadísticas, se dice que el 40% de las personas experimentamos el dolor lumbar en algún momento de nuestras vidas.


¿Por qué un porcentaje tan alto de personas sufren de éste padecimiento? ¿qué se esconde detrás de la popular “lumbalgia”?


Cuando buscas las causas de tu dolor en la espalda baja, lo más común es que pienses en alguna lesión o en algún movimiento brusco que realizaste. Tal vez le eches la culpa al deporte y por esa razón haces a un lado tus buenas intenciones de adquirir el hábito de ejercitarte regularmente (mmm..buen intento)

Pero la realidad es que la mayoría de las veces, los dolores de espalda baja están ocasionados por uno de los mayores enemigos de la mujer y el hombre modernos: el estrés.


Sobre todo cuando se trata de personas jóvenes. Es muy probable que ese dolor de espalda haya sido ocasionado por alguna contractura muscular.


Otras causas menos comunes pueden ser lesiones en los discos vertebrales producidas por una inadecuada hidratación o el envejecimiento y lesiones nerviosas ocasionadas por hernias discales o artrosis.


No es sólo el dolor


Antes de continuar quisiera hacer una aclaración.


La lumbalgia no es un diagnóstico. Lumbalgia significa dolor lumbar. Así que si fuiste a consultar a un médico y te diagnosticó lumbalgia, no te dijo nada nuevo. Simplemente tradujo tus síntomas a un término médico. 


Esta observación me la hizo el Dr. Ramón Jabes, médico quiropráctico graduado en la Northwestern College of Chiropractic en Minneapolis, en una de las capacitaciones que ofreció a nuestros asesores de salud.


La lumbalgia es el síntoma, pero es importante identificar las causas para encontrar el tratamiento más adecuado.


Independientemente de las causas, el dolor lumbar tiene repercusiones en muchas áreas de tu vida:

  • Afecta tu productividad
  • Pierdes tiempo al realizar las tareas cotidianas
  • Disminuye tu efectividad
  • Disfrutas menos el tiempo que pasas con tu familia o en actividades sociales.
  • Entre otros


Tal vez hayas probado en el pasado distintos remedios que sólo atenuaron por un momento el dolor con analgésicos o anestésicos, como pomadas o ungüentos.


O tal vez estés esperando que el dolor se vaya por sí solo y no regrese nunca más.


Lo cierto es que deshacerte del dolor lumbar te permitiría aumentar tu productividad al permitir un mayor enfoque en lo que haces y disfrutar más el tiempo con tu familia y tu seres queridos.

La tecnología japonesa al servicio de tu salud


La tecnología de Phiten fué creada por el quiropráctico japonés Yoshihiro Hirata con la intención de ayudar a tu cuerpo a optimizar sus procesos de recuperación.

Podemos decir que la tecnología de Phiten convierte el estrés que hay en tu cuerpo en relajación. De ésta manera va hacia la raíz del problema y permite que sea el cuerpo el que se cure a sí mismo.


Cuando se trata de dolor lumbar, hay dos productos que destacan por su efectividad para tratar éste tipo de molestias.


Cada uno puede usarse de manera independiente, pero si los combinas, los resultados serán mucho más rápidos.

El primer producto es la Faja para Lesiones con titanio y paladio. 


Esta faja hará una gran diferencia y comenzarás a sentir los beneficios de forma inmediata. Está impregnada con las tecnologías AQUA TITAN y AQUA PALLADIUM, que utilizan metales a nivel nano partícula para relajar tus músculos y desinflamar la zona de manera efectiva.


Sus materiales son muy cómodos y está diseñada para el uso diario. Claro, no es recomendable usarla de forma continua durante las 24 horas del día: no la uses al dormir y te sugiero que incluyas períodos de descanso durante el día para que tus músculos no se vuelvan dependientes del soporte que te proporciona este producto.


Incluye 4 varillas extraíbles de resina flexible que le darán estabilidad a tu espalda baja.También cuenta con dos tensores elásticos para que puedas ajustar su grado de soporte.


Sus cómodos materiales ayudan a retener calor en la zona para acelerar tu recuperación.


Tiene un sistema de broche frontal con velcro que la vuelve muy fácil de usar y muy práctica para cualquier persona.


Por otro lado, está un producto que puedes utilizar en combinación con ésta faja y que no querrás dejar de utilizar por el alivio inmediato que te proporciona y la sensación de frescura que ofrece.


Me refiero al Relax Gel, un gel relajante que cuenta con la tecnología AQUA GOLD. Este gel penetra a través de tus poros y relaja tu sistema nervioso gracias a sus miles de nanopartículas de oro. 


Este gel se ha convertido en uno de los productos favoritos de nuestros clientes por la agradable sensación que produce y por su tecnología incomparable.


Aplícalo en la mañana y en la noche para obtener mejores resultados.


Como siempre, la clave está en utilizarlos regularmente y comprometerte con tu salud. Y recuerda que siempre es recomendable consultar con un especialista para encontrar la causa del problema. 


Hay un proverbio chino que dice “el mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es ahora”


Lo mismo podemos decir sobre el cuidado de la salud.