Infografía: 4 tips para evitar lesiones de futbol

Infografía: 4 tips para evitar lesiones de futbol

El fútbol Soccer es quizá el deporte más practicado en el mundo. Por esa razón se convierte en la actividad deportiva número uno en cuanto a cantidad de lesiones sufridas. Para las personas que practican el fútbol, el riesgo se centra principalmente en cinco categorías de lesiones: esguince de tobillo, de rodilla, distención isquiotibial y lesión de aductores o de la ingle. Además de ser un deporte de contacto, las fuertes llegadas y caídas hacen probables los riesgos de fracturas.

Así que Phiten te presenta 4 tips para prevenirlas:

Estirar los músculos: El calentamiento antes de cualquier actividad es básica para cualquier tipo de lesiones. Siempre empieza por estirar tus músculos antes de entrenar: un poco de carrera, ejercicio de cintura, un poco de carrera de lado, luego levantando las rodillas, o poniendo atrás los talonessaltossprints, entre otros, antes de descansar un poco, hacer unos estiramientos y comenzar con la actividad física propiamente dicha.

Utiliza calzado apropiado y equipo apropiado: Todos sabemos que el futbol es 90% juego de pies por lo que necesitamos un calzado apropiado, sin él la práctica se vuelve molesta, incómoda e incluso dolorosa. Existen diferentes tipos de fútbol: fútbol profesional, fútbol 7, fútbol rápido, fútbol sala o futsal, etc. Y así como hay diferentes divisiones del fútbol, hay un calzado específico para cada uno de ellos.  Entrena y juega con la protección apropiada, esto es con el uso de tobilleras, espinilleras, vendajes en caso de lesiones anteriores, etc.

Conoce tus límites El sobreentrenamiento es una causa muy común de lesión en deportistas de todos los niveles. Al entrenar en exceso o competir demasiado, el futbolista no se recupera y la musculatura fatigada puede “decir basta”. Cuando hayas estado lesionado, vuelve a los terrenos de juego cuando estés recuperado completamente. Esta recuperación completa realízala también tras los partidos y entrenamientos con un descanso adecuado.

Calienta y relaja los músculos antes y después de entrar. Una vez el músculo está fatigado, es el momento de estirarlo. Debes estirar el músculo hasta su límite (puede ser molesto, pero nunca tiene que doler). Phiten puede ayudarte a preparar y relajar tus músculos con sus geles enriquecidos con oro: Relax y Up Gel

Phiten también puede ofrecerte otros productos en caso de lesiones: para tratarlas o prevenirlas como cremas, parches y lociones. ¡Date una vuelta a nuestro sitio web y elige lo que más te convenga!