¿Qué es la lumbalgia?

¿Qué es la lumbalgia?

El dolor, la rigidez y las contracturas en la zona lumbar, son los primeros síntomas de la lumbalgia. La región lumbar es la más expuesta a tensiones que traen consigo hacer movimientos bruscos o el levantamiento de objetos muy pesado. Las contracturas musculares en esta zona son la causa de diversos dolores, que pueden llegar a ser tan intensos como para que dificulten o imposibiliten movimientos. La lumbalgia o lumbago es al dolor o molestias e incomodidad en la espalda baja y cuyos síntomas más claros son dolor e inflamación.

La lumbalgia puede aparecer por múltiples factores: como un esfuerzo excesivo o una mala postura. La columna lumbar es el segmento final de la columna vertebral y la zona que soporta más peso, por ello, las lesiones con más facilidad. Muchas personas suelen confundir la lumbalgia con la ciática. Hay que tener en cuenta que el dolor de la primera se limita a la región lumbar; mientras que el de la ciática se proyecta hacia los glúteos y las piernas.

La mayor parte de las personas que padecen de dolor lumbar se recuperan en un tiempo que no suele superar los quince días; no obstante, si el daño producido en los músculos, en los ligamentos o en los discos intervertebrales es grave, la recuperación se prolongará durante un mayor tiempo.

Entre las causas más comunes de la lumbalgia se pueden nombrar algunas enfermedades, como la espondilitis anquilopoyética, que es una artritis inflamatoria de la columna vertebral. Otra de las causas puede ser la osteoporosis, siendo la causante de agudizar la lumbalgia, en los adultos mayores, pues con la edad, los huesos se vuelven mucho más frágiles. Además de estos padecimientos, las caídas, accidentes, o el aplastamiento de una vértebra, pueden producirla.

El tratamiento contra la lumbalgia varía dependiendo de su causa: para los dolores producidos por movimientos extremos de la espalda, suele bastar reposar un poco. Otras alternativas pueden ser usar soportes, la aplicación de calor sobre la zona, los masajes especiales o la aplicación de bálsamos, cremas o geles también ayudan a desinflamar y calmar el dolor. En cuanto a medicamentos, es necesario consular con su médico familiar para que le recete analgésicos o antiinflamatorios, si así lo requiriera.

Las personas propensas a padecer de lumbalgia deben tratar de mantener la espalda recta la mayor parte del tiempo y, en particular, cuando inclinan la espalda o levantan algún objeto de cierto peso. Cuando se trate de levantar objetos, el esfuerzo debe hacerse de forma exclusiva con los brazos, sin doblar el tronco y flexionando las rodillas.

Por último, es aconsejable que cuando se está muchas horas sentado trabajando en una oficina, mantenga la espalda totalmente recta, se haga una pausa y se camine un poco para estirar el cuerpo y hacer que el cuerpo cambie de posición.

Recuerda que Phiten cuenta con geles, parches, cremas, soportes para prevención, lesión y recuperación, y cintas kinésicas especiales para ayudarte a reducir las molestias por la lumbalgia. Entra a nuestro sitio web y descubre todo lo que tenemos para ti.