Tips para empezar a correr

Tips para empezar a correr

Sales del trabajo y por el camellón que está cerca de tu casa ves pasar a una persona corriendo; lo ves que lleva sus audífonos, sus tenis coloridos y un outfit muy sport. A los pocos segundos ves a otra persona corriendo y luego otra y luego otra… y te entran esas ganas de correr también porque sabes que te pasaste con los tacos en la mañana y esa segunda rebanada de pastel en la oficina estuvo de más. Tal vez podrías empezar a correr para bajar un poquito esa pancita que se está empezando a notar, pero cuidado; no sólo se trata de agarrarte a correr como loco, por eso Phiten te trae estos 4 consejos que harán más fácil tu camino en las carreras.

A)   Calienta: Es frecuente que por prisa, flojera o ansias de empezar a correr nos brinquemos el calentamiento que es básico. El problema es que esa es la respuesta a la tan sonada pregunta ¿Por qué me lesioné? Los corredores necesitan calentar sus músculos antes de empezar a correr y si gustas, puedes seguir esta pequeña rutina de calentamiento: Primero realiza durante unos 5 minutos ejercicios de lubricación de las articulaciones implicadas en la carrera, como son rotaciones de tobillos y muslos y flexiones de rodillas y después continúa con un trote suave para elevar gradualmente la frecuencia cardiaca y “despertar” tus músculos. Detente ocasionalmente a realizar algunos estiramientos, ya entrado en calor. Y entonces sí, comienza a correr tu entrenamiento de ese día.

B)   Correr no es suficiente para adelgazar: Muchas personas inician en este deporte creyendo que por sí solo, el running te ayudará a adelgazar. Es cierto que este deporte aumenta el gasto calórico y acelera el metabolismo, pero es necesario que hagas otros cambios en tu vida, como tu alimentación, si quieres ver resultados realmente importantes

C)   Llévatela con calma: Te contaré una anécdota: yo corría entre 4 y 6 kilómetros diarios. Un día me dio por correr hasta llegar a los 15 kilómetros y al otro desperté con mi primera lesión que me dejó fuera de carrera por un par de meses. No cometas ese error y ponte metas pequeñas: si vas empezando, que sean 3, luego 5 kilómetros y así hasta ser capaz de correr un maratón.

D)   La práctica hace al maestro: Correr al menos tres veces por semana fortalece tus músculos, acondiciona tu corazón y tus pulmones y aumenta tu resistencia. Debes comenzar con una distancia con la que te sientas bien, recuerda que en tus primeros entrenamientos lo mejor es desplazarse a un ritmo cómodo para una cantidad de tiempo razonable. Tal vez al día siguiente te duela hasta la sombra, pero verás que si tienes paciencia, la práctica te volverá todo un maestro corredor.

 
Recuerda que Phiten cuenta con una línea de pies donde encontrarás calcetines para runnersplantillas deportivas y masajeadores de pies que te ayudarán a reducir riesgo de lesiones gracias al titanio con la que están fabricados. También puedes echarle un ojo a nuestros Relax y Up Gel para antes y después de entrenar.