¿Recuerdas esos pequeños luchadores de plástico que alguna vez fueron muy populares entre los niños?

Lo confieso: yo tenía varios de ellos.

Y me divertía mucho. Con la ayuda de mi imaginación organizaba peleas épicas en las que no sólo luchaban entre ellos, sino que también demostraban sus habilidades venciendo a otros enemigos aparentemente más poderosos. 



Pero ¿te digo algo?

Una cosa que les reprochaba a los fabricantes de estos simpáticos juguetes es que no les hubieran otorgado el don del movimiento.

Si hubieran podido mover sus brazos, piernas y torso seguramente habrían vencido a enemigos mucho más poderosos.

Afortunadamente, a nosotros sí nos fue otorgado el don del movimiento.

Y para ello fuimos dotados con articulaciones: unas estructuras perfectamente diseñadas que nos permiten movernos y realizar un sinfín de actividades.

Gracias a tus articulaciones, puedes desplazarte, saltar, agacharte, levantar objetos, abrazar a un ser querido y muchas otras acciones que uno de aquellos luchadores no podrían hacer.

Salud es movimiento.

Estar sano es poderte mover con libertad y sin limitaciones, sin dolor y de manera fluida.

Pero la realidad es que, ya sea a causa de las actividades que realizas o por el mal uso de las articulaciones, estas se van desgastando y tu movilidad se restringe hasta el punto de que cada movimiento resulta trabajoso y complicado.

Ya sea que actualmente estés batallando con alguna de tus articulaciones o quieras cuidarlas para no terminar como uno de esos luchadores, en este artículo te compartiré información muy útil para que tengas unas articulaciones saludables.

Los problemas articulares más comunes

Tus articulaciones son estructuras complejas que están formadas por huesos, cartílagos, músculos, tendones y ligamentos.

Existen dos tipos de lesiones articulares: las deportivas y las degenerativas.

Entre las lesiones deportivas, una de las más comunes es la rotura de meniscos.

Los meniscos son unos pequeños “cojines” que están ubicados en el interior de tus rodillas y tienen la función de evitar que tus huesos choquen y que tu rodilla se mueva excesivamente.

Otra lesión frecuente entre las personas que realizan deporte es la rotura del famoso “manguito rotador”. Suena gracioso, pero el dolor y la incomodidad que produce no son para nada divertidas.

Se le llama así al conjunto de músculos y tendones del hombro que tienen la función de proporcionar estabilidad y movimiento a esta articulación.

Esta lesión es común entre beisbolistas o  personas que, debido a sus actividades, realizan levantamientos de hombros frecuentes.

Los esguinces de tobillo se producen a causa de una torcedura que estira excesivamente los ligamentos y tendones de esta zona.

Por otra parte, las lesiones degenerativas tienen que ver con el uso y el abuso de tus articulaciones y generalmente se producen por la realización de actividades fuera de lo común como deportes extremos, sobrecargas o malos hábitos posturales y de alimentación.

Los tratamientos para las lesiones articulares van desde el uso de antiinflamatorios, reposo, suplementos hasta cirugías e implante de prótesis.


¿Por qué utilizar un soporte?

Una de las formas de cuidar tus articulaciones y acelerar el proceso de recuperación de tus lesiones es con el uso de un soporte.

Los soportes, como las rodilleras, fajas, tobilleras, muñequeras u hombreras, le proporcionan a tu articulación la estabilidad que necesita para recuperarse adecuadamente y evitan que hagas movimientos excesivos que puedan agravar tu lesión.

El objetivo de los soportes no es inmovilizar la zona, sino protegerla, controlando tus movimientos.

Se ha demostrado que el movimiento controlado es la mejor manera para favorecer su recuperación.

Antes se creía que inmovilizar la zona era la mejor forma de lograrlo, pero esto sólo hacía más lento y complejo el proceso de recuperación, pues además de la lesión había que recuperarse de la atrofia muscular y la falta de irrigación sanguínea producidas por la inmovilidad.

Un soporte te proporcionará la seguridad y confianza necesarias para que puedas realizar tus actividades cotidianas y al mismo tiempo contribuirá a una recuperación rápida y efectiva.

La solución

Los soportes Phiten han sido diseñados por especialistas y cuentan con una tecnología japonesa que ayuda a optimizar los procesos de auto sanación de tu cuerpo.

Si alguna vez en tu vida has utilizado un soporte, seguramente no tienes buenos recuerdos de él. Y es que la mayoría de los soportes son incómodos y molestos.

Sin embargo, esto no sucede con los soportes Phiten, pues han sido diseñados para la vida diaria y sus materiales son cómodos y resistentes.

Gracias a su tecnología puedes sentir sus beneficios sin la necesidad de ajustarlos excesivamente ni agregarle elementos extraños para aumentar su firmeza.

Están impregnados con las tecnologías patentadas AQUA TITAN y AQUA PALLADIUM

La primera tiene la función de relajar tus músculos y disminuir el dolor. La segunda tiene un efecto antioxidante que favorece la regeneración celular, mejora la circulación sanguínea y desinflama efectivamente.

Todo esto en un soporte de uso diario que te ayudará a olvidarte de tu lesión y enfocarte en las actividades más importantes de tu jornada.

Cuidado avanzado de tus articulaciones

Como sé que quieres recuperarte lo antes posible de tu lesión y moverte con libertad y confianza, te compartiré la manera de aplicarle el “turbo” a tu proceso de recuperación.

Hay tres productos que incrementarán la efectividad y la rapidez de tu recuperación de una forma sorprendente y que puedes combinar perfectamente con tu soporte.

Me refiero a la Cinta Kinesiológica, la Crema Metax y el shot multivitamínico AQUA BEAUTY.

Cinta Kinesiológica:

esta cinta, tan popular entre los deportistas, tiene la función de darle un soporte suave a tus articulaciones, disminuir el dolor y mejorar la circulación sanguínea.

Yo recomiendo ampliamente combinarla con los soportes, ya que la Cinta Kinesiológica trabaja las 24 horas del día, mientras que un soporte trabaja en momentos específicos a lo largo de la jornada.

Como siempre, la clave estará en la constancia.

Crema Metax

 Esta crema tiene la tecnología más avanzada de Phiten hasta el momento, que combina metales como el oro y el paladio, con minerales como el magnesio y el silício.

Esta poderosa combinación relaja tus músculos, desinflama y favorece la regeneración de tejidos.

Aplícala por la mañana y por la noche en el área afectada.

Shot Multivitamínico AQUA BEAUTY

Este suplemento, que contiene ingredientes poderosisimos para la salud de tus articulaciones,como el colágeno y el ácido hialurónico, trabajara desde adentro para fortalecer la estructura de tus músculos, cartílagos y tendones.

Toma un shot al día a la hora de tu preferencia.

La combinación de los soportes con los tres productos que te acabo de recomendar te ayudarán a avanzar a pasos agigantados hacia la recuperación de tu salud y la prevención de futuras lesiones.